¿Por qué me corté el cabello?



¿Alguna vez te has preguntado por qué cuando estás pasando por algún proceso emocional tu instinto es hacer un cambio radical en tu apariencia? Pues te cuento que es más normal y común de lo que te imaginas, así que respira porque, ¡No estás loca!

Cortar el cabello cuando estamos atravesando situaciones dolorosas es una válvula de escape, es una forma de decirnos que vienen cambios, es nuestra esperanza y sed de nuevos inicios la que nos lleva al salón de belleza.

La psicóloga Renee Engeln, explica que “Hacer un cambio radical en tu apariencia puede ser una forma de enviar un mensaje de que también estás haciendo un cambio radical en tu vida, o que por lo menos deseas hacerlo”.

Hemos visto cambios radicales en películas y series; la primera vez que vi un cambio de este tipo fue en la serie Felicity. Cuando ella cortó sus largos rizos que yo amaba me iba a dar un infarto, pero no fue hasta muchos años más tarde, cuando viví mi propia experiencia de este tipo, que entendí lo que había visto en Felicity. Cortar el cabello o cambiar el color, libera una energía  que no tiene forma de describirse.

Ver cambios en nosotros y por nosotras, sentirnos que tenemos control sobre lo que decidimos  y querer darnos una oportunidad de hacer algo sin pedir la opinión de alguien, son algunas de las razones por las que cortamos el cabello sin que haya una ruptura amorosa de por medio, pues hasta Coco Chanel dijo una vez:

“Una mujer que corta el cabello, está a punto de cambiar su vida”.

En el último año de manera personal he vivido muchos cambios, situaciones que se van de mis manos y que me hacen querer empezar de cero, cambiar la página, hacer borrón y cuenta nueva  y por eso la pasada luna llena, decidí cortar mi cabello. Tenía miedo, pues le temo a los cambios en general, pero sin pensarlo mucho, me senté en el sillón de Massiel en Beia Beauty Centers, mostré mis inspiraciones y le dije que cortara. 

Mientras oía la tijera atravesar los mechones  me encogía, pero de igual forma sentía quitarme un peso con cada mechón y aquí estoy con un nuevo corte LOB al que todavía me adapto.


PERO… Cuando despiertas al otro día  y no sabes cómo vas a  estilizar tu cabello, de tu nueva vida y tu nueva  #MisMisma es cuando nos arrepentimos y queremos devolver el tiempo, pero como él [tiempo] no se devuelve y tenemos que vivir con esta melena corta, no nos queda más que aprender a estilizarlo. Así que no perdí tiempo y me fui nuevamente a Beia para que Ámbar me hiciera unos cuantos peinados en mi nueva cabellera para así yo tener una idea de qué hacer. En mi cuenta de IGTV puedes encontrar el video del proceso del los peinados.  Déjame en los comentarios cuál fue tu favorito.










Cuéntame, ¿Has vivido alguna experiencia que te haya hecho querer cortar tu cabello?. Te leo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me inspiran a seguir trabajando!
Besos con sabor a frutas tropicales!!

Instagram