10 cosas por las que debes agradecer y no valoras



¿Cuándo fue la última vez que te detuviste a pensar en todas las cosas por las que DEBES agradecer? 

Estoy casi segura que por tu cabeza pasaron muchas, pero no precisamente todas las que hoy te digo o quizás piensas que no son tantas.

Dicen que las personas agradecidas son más felices y hasta se enferman menos, pero lamentablemente estamos en una era en que aquello por lo que damos las gracias, no es lo que verdaderamente vale, las cosas básicas, las que se supone que todos tienen. Hay simplezas, detalles en tu día a día, que algunos solo sueñan y que a ti te sobran o simplemente, tienes suficiente.

Vives en una casa.
No importa si es propia o no, si no tiene la piscina que sueñas o la decoración ideal que viste en Pinterest, tienes casa y no tienes una mínima idea, de cuantas personas en este instante en algún lugar del mundo, duermen, por la razón que sea, en la calle, sin techo, con mucho frio.
Así que la próxima vez que te vayas a quejar de que tú casa, esto o aquello, piensa en la gran bendición de que tienes una.  


Comes todos los días.
Esta hasta me duele escribirla.

Los últimos datos indican que el número de personas que padecen hambre en el mundo continúa en aumento, alcanzando los 821 millones en 2017 –UNA DE CADA NUEVE PERSONAS-, según el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018 presentado el 11 de septiembre de este año.

Lee otra vez: UNA de cada NUEVE personas NO TIENE nada que comer, ni ayer, ni hoy, ni mañana; es decir que cuando lleves comida a tu boca, incluso cuando sea esa que no prefieres, AGRADECE que tienes qué comer.


Puedes ver.
Mi visión es parcial, uso lentes desde hace aproximadamente 6 años y cuando me los quito e intento mirar a lo lejos o distinguir el rostro de alguien arrugo los ojos tratando de enfocar, la mayoría se ríe, yo también me he reído, pero otras veces me desespero, luego recuerdo que hay quienes nunca han visto nada, hay quienes no saben si verdaderamente el cielo es azul, nunca han visto el rostro de su madre o de quien aman, yo ya lo he visto casi todo y puedo seguir soñando con algún día VER algún lugar o alguna cosa y por eso doy muchas gracias!


Sabes leer y escribir.
¿Recuerdas la primera carta de amor que te escribieron? O la primera vez que le escribiste a Santa o los Reyes magos. Hay quienes nunca hecho eso y no tienen la posibilidad de conseguirlo, hay quienes no saben escribir su propio nombre, pues estudiar es un privilegio que no pueden darse y  tú lo has tenido.




Conoces el mar.
Algo que puede parecer TAN sencillo para los que vivimos en países tropicales o en islas. ¿Sabías que el mayor sueño de muchísima gente es conocer el mar? Esa hermosa sensación de sentir las olas en tus pies, de escucharlas encallar a lo lejos, de sentirlas salpicarte y caminar en la arena que tanto odias al final, eso es algo que muchos no han vivido.


Tienes amigos.
La que te escucha cuando ni tú te entiendes, la que te entiende hasta sin escucharte, la que te hace los chistes malos que te dan mucha risa (o ninguna pero la quieres) y con la que siempre sabes que puedes contar aunque no se vean todos los días. Los amigos son la familia que amamos por elección!


Los Recuerdos.
Los de infancia, los que te llegan por un olor o el sabor de una comida, los que te hacen reír a carcajadas cuando estas solo/a, los que te hacen llorar y hasta los que te dan rabia. Tienes la capacidad de recordar todo lo que has vivido, todos los lugares que has visitado y a todo el que has amado.


Esa canción que tanto amas.
Vuelvo a la “simpleza” de los sentidos con los que se supone que nacimos. Piensa en esa canción que tanto amas e imagina no poder escucharla jamás, o no haber sentido nunca lo que te hace sentir. Escuchar, es algo también que agradecer.


Tienes agua potable para tomar.
Básico ¿no? NO!, miles de personas no tienen agua potable que tomar cada día y tú que la tienes a tu entera disposición, a veces ni la tomas.


Eres libre.
En todos los sentidos, libre de amar a quien quieras, de comprar lo que quieras, de sentir lo que quieras, de decir lo que piensas. Libre para decidir por ti y para ti, libre de caminar en la calle sin ser señalado, libre para respirar el aire de los árboles y escuchar los pajaritos cantar. Naciste libre y sin pertenecerle a nadie, sin un título que te catalogaba como “algo”.



Yo tengo miles de cosas por las que agradecer, aunque no las vea todos los días o el egoísmo de siempre querer más, no me permite ver.

Por mi vida ha pasado gente que me ha dejado grandes enseñanzas y como dice Ariana Grande, hasta por los ex debemos agradecer.

Como todos los días, tengo luz, tengo un techo en el que vivir, duermo en una cama cómoda, tengo a mi madre viva y la dicha de que sea una de las mejores del mundo y mi hermano es un hombre de bien.

Si te pones a mirar a tú alrededor veras cuantas cosas tienes, cuantas bendiciones por las que agradecer y es como dice la siguiente frase: 
Hoy en EEUU se celebra el día de acción de gracias y es la festividad gringa que más amo y si bien es cierto que debemos dar gracias todos los días, lamentablemente los afanes de la vida diaria no nos dejan y tener un día, para detenidamente pensar y hacerlo, vale la pena.

Vamos a hacer el siguiente juego! Voy a responder las siguientes preguntas y quiero que tú también lo hagas en los comentarios, veras que divertido y gratificante será!




Una persona por la que agradezcas
Mi madre. Su amor va más allá de las palabras, de los parámetros. Es la madre más entregada que he conocido y aun a mis 35, se preocupa por mí como si tuviera 5. Gracias mami por parirme. Agradezco por ti cada segundo de mi vida.

Un lugar por el que agradezcas
Lugares tengo muchos, el mar fue lo primer que me llego a la cabeza, pero debo reconocer que es el Bryant Park, es un parque en la ciudad de NY que AMO y agradezco el poder visitar. Me reconforta, me formatea y me hace ver la belleza de la vida.

Una comida por la que agradezcas
La que cocinaba mi abuela Olga y aunque ya no pueda comerla, agradezco el por tantos años haberlo hecho, no solo por su sabor palpable, sino por el amor que nos envolvía cada vez que cocinaba para nosotros

Una canción por la que agradezcas
¡No se rían! “El sol & La playa” de Monkey Black (RIP). Elijo ésta entre tantas canciones que me gustan, porque siento que marca el inicio del fin de una etapa dolorosa en mi vida, salió en un verano en el que yo estaba muy triste y cuando la escuchaba no podía evitar bailarla o reírme de sus coloquiales letras. Será por siempre mi canción de verano favorita, pues me sacó de una etapa que debía salir, al menos emocionalmente y aunque en aquel instante no lo vi, ahora agradezco que así fuera. 
Una cosa por la que agradezcas
¡El amor! No importa como venga o de quien venga, el amor puro que todos sentimos por alguien o alguien ha sentido por nosotros, el amor bonito que da vida y pone sonrisas estúpidas en la cara, el amor de familia, de amigos, el que une y derriba fronteras, el que destruye estereotipos, agradezco siempre por el amor.


Cuéntame tú, ¿cuáles serían tus respuestas? Te leo en los comentarios! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me inspiran a seguir trabajando!
Besos con sabor a frutas tropicales!!

Instagram