El carrusel nunca se detiene.


Cuando era pequeña, no había nada en el mundo que deseara más que crecer, quería ser adulta, conseguir esas cosas que inocentemente pensaba, solo se lograban si era “GRANDE”. ¡Que equivocada estaba! Es complicado ser adulto.

Adentrada en mis 30’s quisiera devolver el tiempo y rehacer muchas cosas, decir cosas que callé y callar cosas que dije; quisiera abrazar a quienes no abracé y enfrentar aquellas personas que por temor no hice.

Quisiera haber estudiado lo que realmente amaba y no escuchar a aquellos que decían que “eso no es carrera”, quisiera; pero si hay algo que Shonda Rimes me ha enseñado con Grey’s Anatomy, es que el carrusel nunca se detiene y no hay manera alguna (al menos no todavía), de devolver el tiempo. Por eso debemos ser lo mejor que podamos, AHORA y para siempre.

Cuando veo niñas con afanes de verse más grandes, en silencio les grito que no insistan en crecer, que es un engaño, que ser niño es la mayor aventura de sus vidas y que esos preciados momentos de inocencia, jamás volverán, que disfruten cada segundo de esa etapa y atesoren para siempre lo que viven, que VIVAN y hagan lo que aman, que digan lo que sienten, que griten si así lo desean y que amen a quien les dé la gana, pues una vez que ese carrusel empieza a girar, no se detiene. 








Besos sabor a frutas tropicales!
- Elisa
Rose Quartz Top – Leslie Boutique (Local Store) │Serenity Blue Shorts - Forever21 Shoes –ALDO
Hair – Beia Hair Centers Clear Aviators - ALDO
Pictures by Alfonsina Duarte
Colors of the Year 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me inspiran a seguir trabajando!
Besos con sabor a frutas tropicales!!

INSTAGRAM FEED