Mamá, ya NO quiero ser blogger*



Hace ya 8 años de la primera vez que abrí un blog, creé un espacio en el cual pudiera expresar mis ideas de manera clara, llana y sin tapujos, un espacio que mostrara literalmente, todo lo que podías encontrar en mi cabeza y así exclamaba la descripción. 

Desde pequeña soñaba con trabajar en televisión, mi mayor anhelo era ser parte de Sábado Chiquito o del Club de Isha, pero por razones que ahora no vienen al caso, nunca materialicé esos sueños. Dos años atrás, decidí cambiar el rumbo de mi vida profesional y auxiliarme de las herramientas internéticas para de una forma u otra, no perder ese sueño. Así es como nace Expresión de Mujer, con la ilusión de crear, transmitir, reportar pero sobre todo, comunicar. Así fue como entré al mundo de las “Bloggers”.

Este camino no ha sido fácil, altas, bajas e intermedios, he conocido todo tipo de personas, me ha acercado a gente que solo soñaba conocer, he tenido la gran oportunidad de ayudar personas que ni conozco y gracias a esto, tuve la oportunidad de salir por primera vez en televisión nacional, podría decir que he conseguido grandes cosas.

Lamentablemente y como todo en la vida, está la comercialización, esa que arrastra a un grupo de personas que entran a un oficio por el simple hecho de sacar beneficios o solo darse a conocer y no precisamente por las razones correctas.

He descubierto que ser blogger no es informar nada, es simplemente mostrar al mundo lo que comes, haces y compras, en pocas palabras, es una plataforma para mostrar tu poder de adquisición, no se informa nada, no se comparten temas de interés. Ser blogger es competir contra todos, incluso contra ti mismo, vendiendo hasta tu alma y cuando ya cuentas con cierto nivel de “fama” la espontaneidad se pierde, pues no puedes “postear” algo si no te están pagando.

Ser blogger es sinónimo de una vida fabulosa, no se tienen deudas de ninguna clase, no se paga renta, luz, teléfono, agua, NO! es el sinónimo de FABULOSIDAD. Así que si quieres llevar una vida suave y llena de lujos, OLVIDA LA UNIVERSIDAD y abre un blog! He ahí tu solución. […] Ni siquiera tienes que esforzarte en escribir, google lo tiene todo, copia y pega a tu antojo y ya tu articulo está listo, solo procura quitar los enlaces para que la gente no lo note.


Mucho menos te preocupes por decir lo que piensas, si es que lo haces, pues recuerda que debes mantener una imagen de la/el más divertido de todos para agradar a los demás, no vaya a ser cosa que le caigas mal a alguien y te arruine tu carrera. ¡DIOS NO LO QUIERA! 
Caerías en boca de todos de muy mala manera. Tú no estás para tener ideales, ni defender ningún punto, usted solo debe sonreír aunque estén acabando con el mundo.

No hay que ser cortés ni educado, para qué saludar a nadie, no importan quién o qué tan importante sea, aquí la estrella eres tu. 

Y no menos importante,  acaba con tus colegas! No importa si  trata temas diferentes al tuyo, o si es el mismo tema y los estilos van del cielo a la tierra, es que realmente no son colegas SON LA COMPETENCIA! Así que tu única función, es arruinarlos y destruirlos, PERO siempre sonriente cuando coinciden en alguna actividad social, recuerda que la hipocresía es CLAVE!

Nunca que te preocupes por crear contenido de calidad, LA NUEVA GENERACION NO LEE, una imagen de calidad vale más que mil palabras. UH UH! Cada letra es tiempo y dinero que estás perdiendo.

Si todo lo antes dicho es la esencia de ser blogger...¡MAMÁ, YA NO QUIERO SER BLOGGER!



 



*Titulo inspirado en el nombre del blog de Isabel Leyva, Mamá, Quiero ser blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me inspiran a seguir trabajando!
Besos con sabor a frutas tropicales!!

INSTAGRAM FEED